Cómo redactar un buen CV

Para conseguir un empleo es fundamental que tu currículum esté bien redactado. La mayoría de las personas no se interesan por presentar un currículum en el que hayan explotado sus cualidades al máximo para lograr, no sólo pasar exitosamente el proceso de elección sino, impresionar a los contratantes.

redactar-un-buen-cv

Es importante incluir toda la información básica como datos personales, historial académico y laboral, y los conocimientos que se poseen. Pero es mucho más importante saber cuál será la información que realmente motivará el interés del reclutador. Hoy en día, entre tantos candidatos que buscan ocupar una misma vacante, es necesario ser competitivo y tener muy claro el verdadero significado de un documento laboral. Debe ser conciso, correcto y sorprendente.

 Entre tantos documentos que un reclutador debe revisar para seleccionar a un solo candidato, es muy probable que surja su desesperación al encontrar un CV muy extenso y quizás, por ese simple hecho, decida no tomarlo en cuenta. Por ello, es muy importante ser breve. Una hoja es suficiente. En el historial académico es irrelevante mencionar las escuelas primaria y secundaria, si es que tienes una carrera universitaria terminada. Mencionar el último grado de estudios es suficiente. Si tienes experiencia laboral, elige únicamente las referencias que tengan relevancia para el puesto que estás solicitando.

 Si eres una persona versátil que se ha desarrollado en distintas áreas de trabajo, debes redactar un CV adecuado para cada área. En cada uno de ellos se debe resaltar la habilidad y experiencia respectiva. Una buena redacción de la experiencia laboral puede ser un elemento clave para el reclutador. La experiencia más reciente es la más relevante. Y la experiencia afín al puesto que se solicite es la más importante. Y recuerda que es más importante hablar de que de tareas. Describir las actividades realizadas en los trabajos no es una buena idea, mejor enfócate a mencionar cómo repercutió tu trabajo en el desarrollo del tu área o quizás hasta de la propia empresa. Aunque debes tomar en cuenta no saltar de los datos personales a los datos académicos o laborales, puesto que se omite una parte esencial del currículum. ¡Di de quién habla ese documento! Describe de qué forma contribuirás al desarrollo de la empresa mediante un objetivo o mediante un perfil profesional en donde se hace una descripción de tu competitividad y tus rasgos profesionales.

 Si aún no cuentas con experiencia laboral, incluye todo proyecto realizado en la escuela, como el servicio social y las prácticas profesionales. Menciona los conocimientos y habilidades que obtuviste de dichas experiencias, además de la capacitación que hayas obtenido mediante congresos, seminarios, diplomados, etc. Y de igual forma si cuentas con experiencia laboral, incluir dichas capacitaciones propiciará que el reclutador se interese más por ti.

Un currículo exitoso cumple dos propósitos: reflejar claramente las habilidades del candidato y que dicho candidato se adapte al puesto que está solicitando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *